15 de abril de 2011

VIVA EL FACEBOOK!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!



10 de Abril de 2011
¡Sorpresa!

El domingo surgió algo inesperado,  aunque ciertamente lo deseaba desde hacía tiempo.
¡La gran quedada! Laura, profesora de teatro de mis años mozos, vino a Madrid desde Alicante para realizar un cursillo durante el fin de semana. Tan solo le quedaba libre el domingo por la tarde y sin pensárselo dos veces convoco a todo el grupo de teatro de entonces. Acudimos, los que pudimos, a la llamada de la que fue maestra, amiga, colega y confidente.
Poco a poco fuimos apareciendo en casa de Mely, también alumna y amiga de nuestros principios como actores en busca de un papel.  Es curioso ver como algo que se forjo en la lejanía, pasó a ocupar su espacio en pocos minutos. Risas, abrazos, lágrimas y millones de palabras inconexas, trocaron el momento en algo mágico.
Las fotos sellaron el momento y la promesa de volver a repetir el evento. Yo quede satisfecha, me sentí como hacía tiempo no me había sentido.
Cuando llegue a casa me mire al espejo y vi el brillo que había en mis ojos y llore de alegría, en silencio, dando gracias a quien quisiera cogerlo al vuelo y me jure que esta vez no iba a pasar tanto tiempo. Pensé que no era bueno espaciar los encuentros,  y perdernos la sonrisa, el abrazo, el cariño de los que nos conocen bien por dentro.

Aunque no debería decirlo: ¡Bendito Facebook, que convoca, muestra y encuentra amigos!

EL CASTING

14 de abril 2011
El Casting.

Casting para hacer un corto de la Escuela Antonio Nebrija es a lo que me dirigía esta mañana. Desde donde vivo hasta la Escuela había aproximadamente unas 20 estaciones de metro. Todo un reto para una mujer como yo con 59 años, vestida de ejecutiva y con unos tacones de “Chúpame la punta” que dice un amigo mío.
                Después de pasearme, soterradamente, por medio Madrid, llego a la estación de Franco Rodríguez, salgo y busco en el plano donde está la citada escuela. Para mi horror me doy cuenta que tengo todavía un trecho largo y tortuoso hasta llegar a mi destino. La calle por la que debo transitar está llena de adoquines, parece ser que no se han enterado que vivimos en el Siglo XXI. Así que como puedo, eso sí despacio y sorteando  obstáculos, llego a la escuela. Un bedel, poco amable, me dice que debo bordear el edificio y que detrás están los del Casting. Otra vez a sortear obstáculos y llego a la sala donde me recibe un chaval joven y guapo que me da las gracias por venir y me dice que espere que enseguida entro.
Mientras estoy fuera esperando, pienso: “¿Qué hace una mujer como tú en un sitio como este?
Me llaman, paso y me encuentro a toda una guardería infantil rodeada de cámaras, ordenadores, focos y micrófonos. Me miran, sonríen y me dicen: ¡Cuando quiera!
Y yo me crezco, digo el texto como se espera e inclusive meto alguna morcilla inesperada que veo hace gracia al director. Termino, me felicitan y me piden si puedo improvisar haciéndome pasar por una mujer borracha y yo sonrío y me pongo a ello.
¡Perfecto! Me dice el director. ¡Contamos contigo!
Y yo se lo agradezco y vuelvo a pensar: ¿Qué coño hago aquí?
 

LOS GATOS DEL BARRIO

12 de abril 2011
Los gatos

Como casi todos los días, he salido temprano de casa para darme un paseo por el parque. Hoy hacia fresco y no había tanta gente como en otras ocasiones, aunque tampoco es que se llene por las mañanas.
Me gusta pasear a esas horas en las que todo el mundo va con prisas. Los miro y sonrío, porque yo ya no tengo que hacerlo. Me han prejubilado y según dicen por ahí, tengo todo el tiempo del mundo.

                Esta mañana he hecho un recorrido distinto, me apetecía ver que se movía al otro lado del parque y mira tú por donde fue toda una sorpresa. Allí estaban,  cerca del gran arbusto, 4 gatitos, maullando con fuerza, llamando a su mamá. Mire a un lado y a otro, porque por experiencia sé que una gata recién parida es una autentica fiera. No parecía haber nada que resultara peligroso. Me acerque y les acaricie. Estaban sucios, llenos de tierra y todavía tenían el cordón umbilical colgando. Eran preciosos y se les veía fuertes y sanos.
                Pasado un rato apareció uno de los jardineros del parque y mirándome fijamente va y me dice: ¿Se los va a llevar, señora?
-¡No! Contesté yo algo perpleja. ¿Por qué lo dice? Pregunté  con curiosidad.
-Mire, es que si no se los lleva los tengo que matar. Ya hay demasiados gatos por la zona, son ordenes.
                Los cuatro gatitos maullaban con más fuerza, si cabe, y yo sentí que las piernas me temblaban.
¿Y su madre? Dije tímidamente.
¿La gata? Muerta, estaba muerta cuando los encontré. Era vieja.
No lo dude dos veces: ¡Pues sí, me los llevo, me los llevo! Y me los lleve.
                Ahora están en casa metidos en una caja llena de papel de periódico y tienen como guardián a mi viejo gato Pitu, que de vez cuando coge uno y lo lame hasta dejarlo medio zumbado.  Ya he puesto un anuncio en Internet y parece ser que dentro de nada todos van a tener familia.
¿Por qué cambie de ruta ese día? Me pregunto una y otra vez…..



MANOLO

  • 11 de Abril 2011
  • Manolo

Isabel nos pidió que todos los días escribiéramos, en pocas líneas, cosas que pasaran ante nuestros ojos; pero hoy 11 de abril me viene a la memoria una persona que, por desgracia, falleció hace tiempo. Se llamaba Manolo González de Aguilar y  Fernández de Bobadilla y fue mi suegro.
La vida se le fue en 40 días, antes de que  llegara la Semana Santa. Un coche le embistió como solo lo hace un Mihura al maestro, en el coso. A él fue en la calle Jorge Juan esquina a Príncipe de Vergara, antigua General Mola. Y lo atropello por su culpa, según dijo un juez. Y el hombre vivió un calvario hasta que llego el 11 de abril de 1977 y se fue sin poder decir nada durante todo ese tiempo.
Su calvario principal no fue en si el accidente, ni todas las perrerías que le hicieron en el Gregorio Marañón, no que va, su calvario fue no podernos contar como había sido el accidente. A él que, como buen gaditano, le gustaba contar las cosas aderezándolas con mantilla, abanico y pandereta. Nos miraba e intentaba con sus ojos contarnos lo que había vivido y a veces, las menos, esbozaba una sonrisa y como podía nos hacía un corte de manga, como diciendo: ¡Joderse que no os vais a enterar de lo que ha pasao!
Últimamente estoy pensando ir al programa ese donde sale una médium inglesa, que dice que habla con los espíritus, a ver si consigue contactar con Manolo y le cuenta como fue la cosa. Claro, que en ingles no creo yo que. ¡Lo dicho Manolo, descansa en paz y si puedes, escríbenos a través de esa señora y ya vemos si nos llega! Un beso y hasta siempre.

2 de marzo de 2011

!John Lennon en tí confio!




Todos los días entro en el Facebook para ver las publicaciones de mis amigos, de mi familia, de mis compañeros y siempre saco algo positivo de lo que leo, veo y escucho.
Pero hoy después de hacer mi recorrido diario, y como suelo hacer normalmente,  me he pasado por la prensa digital, para ver que se cocía y aparte de la sinrazón del señor Gadafi,  he leído que el paro había subido, de nuevo, y hemos alcanzado la cifra de 4,3 millones de parados, de personas sin trabajo, de desempleados, de padres, madres, jóvenes, menos jóvenes, inmigrantes, vecinos, amigos, hijos, compañeros y un largo etcétera de células madre en movimiento que no tienen para vivir y prosperar dignamente.
Esto me ha llevado a  la siguiente reflexión y sin querer pecar de demagoga o de listilla aprovechando el momento, creo que ya está bien de cifras y más cifras. Todos conocemos a alguien que está sufriendo ese momento terrible de ver cómo pasan los meses y no consiguen encontrar ese puesto, ese lugar en la sociedad en la que viven.
Yo no sé de quién es la culpa, ni me importa, para eso hay gente suficiente que se acusa, denuncia, grita o debate sin tregua en las cadenas de televisión o de radio.
Tampoco sé sin son los políticos, el gobierno, los empresarios, los sindicatos o los hados que no nos son favorables, pero lo que sí sé es que está muy bien que nos preocupemos de cómo va el resto del mundo, pero sin dejar de lado lo nuestro, porque lo nuestro es lo más cercano, lo que más  nos duele, lo que nos aterra, lo que nos hace ser dolientes de familiares y amigos.
¡Ya basta de palabras huecas! Pasemos a la acción. Todos sabemos lo que hay. Bancos con grandes beneficios que prejubilan a personas que todavía pueden ofrecer su experiencia y su trabajo. Grandes empresas que echan, esa es la palabra, echan a sus empleados, inclusive a los más fieles a la calle, como a perros, alegando pérdidas y después te enteras que han abierto una sucursal en Países más rentables. Autónomos y pequeñas medianas empresas, que por cierto siempre han sido y seguirán siendo el motor de este nuestro País, a los que se les  fríe a impuestos, no se les da créditos y tampoco pueden indemnizar a sus empleados.
Todos y cada uno de nosotros tenemos casos cercanos, que nos duelen, que nos preocupan y me pregunta es: ¿Qué hacemos nosotros al respecto?
Sé que hay organizaciones que se encargan de ayudar a quien pueden, que hay personas anónimas que ayudan personalmente a otras personas en esta situación y pequeños o grandes grupos que intentan solucionar o paliar en la medida de sus posibilidades, hambres y otras necesidades, pero también sé que no es suficiente.
Yo no creo que solo debamos  buscar culpables, porque culpables somos todos. Unos por aprovecharse de la situación, otros por tragar con lo que le ofrecen, otros por no denunciar a su debido tiempo y por ultimo nuestro conformismo, que no sirve para nada y que cada vez hace que aumente más la cifra del paro.
Jóvenes preparados que se van a otros países donde les ofrecen un puesto digno, personas mayores de 55 años o menos que se encuentran de brazos cruzados en sus casas pensando en que daño le hicieron a la empresa para encontrarse en esa situación. Casos y más casos, todos igual de pavorosos o de tristes.
                ¿Por qué no hacer algo? Y os preguntareis, como yo me lo pregunto: ¿Qué hacer?
Quizá deberíamos reflexionar porque somos capaces de unirnos para celebrar el éxito de nuestra selección o manifestarnos a favor o contra el aborto, los matrimonios homosexuales y todavía nadie se ha manifestado, pacíficamente contra las cifras del paro. No necesitamos estar abanderados por nadie. Ni por sindicatos, ni políticos, ni actores, ni curas. Somos nosotros, la gente, la señora del quinto que tiene a su hijo en paro desde hace 1 año o más. Carmen la peluquera que va a tener que cerrar el negocio y lo sigue manteniendo porque no puede pagar a sus empleados la indemnización y muchos otros, todos conocidos por nosotros.
                No pretendo con esta mi reflexión criticar al gobierno, a la oposición, a los sindicatos o los empresarios, ni mucho menos. También ellos lo tienen complicado, lo sé. No es fácil para nadie. No pretendo tampoco que se piense que estoy en contra de partidos políticos o de otros estamentos oficiales. Creo en le democracia firmemente y no conozco, ni tampoco quiero otra forma de convivir, pero sobretodo creo en la gente. Sin la gente no habría políticos, gobiernos, sindicatos, ni  empresas.
                Seguramente la gente que lea esto en mi blog, me tache, como dije al principio de demagoga o de poco inteligente o de vete tú a saber. No me importa si consigo con este escrito remover conciencias  y hacer que entre todos superemos este momento tan terrible para 4,3 millones de personas.
                Desde aquí lanzo mi grito a empresarios, políticos, sindicatos para que de una vez por todas dejen de discutir y se pongan a trabajar de verdad y también mi grito a la gente de la calle para que busquemos soluciones entre todos, ayudemos en lo que podamos y nos manifestemos todos los días a través de los foros hasta conseguir que las cosas cambien y podamos sentirnos libres de culpa por no haber hecho nada hasta ahora.
                Un saludo y ojala esto sirva para algo.


!John Lennon en tí confio!

17 de febrero de 2011

¿Tienes el penique?

             Le discutí un penique a la Vida, y la Vida no me dio más.
Por mucho que le imploré a la noche cuando contaba mis escasos bienes.
Porque la Vida es un amo justo que te da lo que le pides, pero cuando has fijado el precio, debes aguantar la faena.
             
            Trabajé por un salario de jornalero sólo para descubrir, perplejo, que cualquier paga que hubiera pedido a la Vida, ésta me la hubiese pagado de buen grado.

8 de febrero de 2011

Nacer, vivir, morir.

      Así titularía yo a este álbum de Iron Butterfly.
Si lo escucháis y espero que así sea, porque es una obra maestra, espero que sintáis lo mismo que yo siento cuando lo escucho. Vida, vida y vida, es la palabra que, para mí, define este LP. Gritos, gemidos, risas, sorpresas, sexo, alegría y más vida.

      La parte más emocionante llega a partir del min. 4´50, cuando esa batería inunda el espacio y lanza sus acordes con la fuerza de un huracán, luego se deja acompañar poco a poco por los acordes de los otros instrumentos que acompañan a esta banda emblemática y pionera de lo que luego se denominó Heavy Metal.
Cuando escucho esta música, pienso: ¿Que hubiera hecho Beethoven en está banda?
Espero que os guste y que disfrutéis a tope con ella.
Los viejos rokeros nunca morimos!!!!!!!! 

In A Gadda Da Vida - Iron Butterfly

 !Es

1 de febrero de 2011

ANTONIO CAZORLA

Ayer a las 21,30 horas de la noche murió Antonio Cazorla, padre de una de mis mejores amigas, Esther.

Antes de fallecer, su hija me envió un mensaje, que me estremeció: "Mi padre se está muriendo". La llamé y vi que su voz reflejaba un estado entre angustia y resignación. Me informe en donde se encontraban y decidí que debía ir. No en sí por ver a mi amiga Esther, que seguramente estaría rodeada de sus hijos, marido y resto de familiares, como así fue,  si no por darle a Antonio mi despedida mas cariñosa y mi agradecimiento más altruista por todos los buenos momentos que me había y nos había hecho pasar.

El tiempo y las circunstancias hicieron que nuestra amistad no fuera lo asidua que había sido anteriormente, pero los escasos encuentros que surgían, volvían a ser cálidos y llenos de sorpresas.

El último y no por ello menos rico fue un día que pasamos a saludarlos, me refiero a Antonio y a su mujer Maruja y en un arranque casi infantil quiso demostrarnos a todos los que estábamos allí que él podía caminar perfectamente e inclusive a una velocidad considerable a pesar de sus problemas de salud y de edad.
La demostración fue seguida por todos nosotros con total atención como si estuviéramos en un circuito deportivo donde se estuvieran valorando quien de ellos iba a conseguir el record mundial. Y lo consiguió Antonio, porque era el único que ocupaba el circuito y porque aunque hubiera habido otros, nuestro interés solo nos hizo fijarnos en él.

Quizá la anécdota más divertida y que siempre mencionamos cuando nos vemos es la famosa del azafrán.
Era domingo y esa tarde nos habíamos reunido ambas familias. Antonio, su mujer, su hija Esther, el marido de esta Carlos, sus hijos Alvaro y Carlos y por nuestra parte, mi exmarido Manolo, padre de mis hijos Paula, Manuel y Virginia, también allí reunidos y una servidora.
La tarde era fría y nos sentamos frente a la chimenea para tomarnos un cafelito caliente o un chocolatito, que de todo había. A alguien de los allí presentes se le ocurrió que podíamos jugar a algo, y a mí se me ocurrio que podíamos jugar a lo de las sílabas o palabras encadenadas. Y comenzó el juego: "Árbol", dijo uno, "bolso", contesto el siguiente, y así sucesivamente hasta que le toco a mi exmarido que dijo "CASA" y Antonio que era el siguiente no se lo pensó dos veces y dijo en voz alta: "AZAFRÁN". Nos echamos a reír todos como locos y el no entendía el porque de nuestras risas, tanto es así que se enfadó mucho y eso nos causo más risa todavía.
Por más que quisimos explicarle que después de "CASA" la sílaba  por la que debía haber empezado la siguiente palabra era por "SA"; no hubo forma de convencerle y él se negaba diciendo que la vocal era "A" y el lo había hecho bien. !Que buena tarde nos hiciste pasar y que buena gente has sido!

Te deseo lo mejor para tu nueva andadura y sé que allí donde estés te vas a reunir, a parte de con la gente a la que tú más quieres, con todos esos grandes construcctores del cielo que estaban necesitando un buen maestro  albañil, porque últimamente la cosa del cielo no anda muy bien que digamos.

Me alegro haberte podido besar y haberme podido despedir de ti.
!Ah! Se me olvidaba, si ves alguno de los mios dales un fuerte abrazo y diles que me esperen allí muchos años y que yo también los quiero.
Gracias y hasta siempre.

La Paula

30 de enero de 2011



El otro día me desperté, me levante, me lave los dientes, desayune, salude a mi gato, salí a la terraza, mire al cielo, llovía.
 Entre, me senté en el sofá y ya no me moví. Cuando me volví a levantar ya era la hora de cenar.
¿Y me pregunto? ¿Que pasó durante todo ese tiempo? ¿Donde estuvo mi cabeza?  ¿Había alguien conmigo, a parte de mi gato, que me acompañaba? ¿Que sentimientos me inundaban en esos momentos? ¿Alguien sabe donde va la mente cuando se te queda en blanco? Ciertamente no fue un día triste, ni tedioso, fue como si hubiera entrado en el agua del tiempo y me hubiese dejado mecer por sus ondas, de un lado a otro y así sucesivamente. Dejandome llevar, llevar, hasta un límite por mi desconocido. El cuerpo, mejor dicho el alma se relaja y por un corto o largo espacio de tiempo, dejas de ser tú para entrar a formar parte del universo y todo te parece distinto, alcanzable, fácil y desearías no volver jamás; pero la mecedora de agua te vuelve a depositar en la orilla y viene el sol y seca tus lágrimas, arropa tu frío y te manda un viento cálido que hace que vuelvas a la realidad y oigas en la radio a Ángeles Barceló en hora 25 y ves que tu universo es una pantalla de ordenador conectada a Internet y te das cuenta en donde has estado todo este tiempo. Sentada, clickeando, clickeando, clickeando y te asusta la idea de ser un muñeco de ciencia ficción al que le dictan todos los días que espacio y que tiempo tiene que ocupar y que hagas lo que hagas un día te van a desconectar y tu esencia quedara impregnada en la red, para que otros la recojan y la esparzan o la eliminen en el peor de los casos.
¿En realidad, hay alguien ahí? ¿O es que estamos todos metidos en un película que no tiene fin?
La energía no se destruye.

20 de enero de 2011

Almejas a la marinera

ALMEJAS A LA MARINERA

Receta de Tía Amalia para un kilo de almejas de carril.  

Una cebolla
2 dientes de ajo
Media cucharada de pan rallado
Medio vasito de vino
Perejil picado
1 hoja de Laurel
Zumo de limón
Aceite de oliva
Sal y pimienta.

Se lavan las almejas y se ponen a cocer con agua fría.
A parte se fríe la cebolla y los ajos picados muy finamente con el aceite de oliva. Se agrega el pan rallado y se rehoga un poco, se moja con el agua de cocer las almejas y se le echa el vasito de vino junto con la pimienta en polvo, dejando que de todo junto un hervor.
Esta salsa se vierte sobre las almejas y se hace hervir durante quince minutos. 
Entonces se agrega el perejil picado y se rectifica de sal.
Se sirve en el acto.

!Que aproveche!
De nada

Notas al respecto.
  1. La salsa ha de quedar algo espesa, si está clara añádase más miga de pan (pan rallado) y si está demasiada espesa, un poco de agua.
  2. !Ojo! Piensa que las almejas estarán ya saladas, por el remojo en sal que las hemos tenido.
  3. Tenlas un rato en agua dulce (sin sal) antes de hervirlas.
Esto debe estar muy bueno para aperitivo  (Pasado al apartado de aperitivos)

ALMEJAS CON LIMÓN

Se lavan bien las almejas y se cuecen en agua salada.

Cuando están cocidas se abren para sacarlas de las conchas y guardamos el agua que han soltado después de cocerlas.
Salteamos las almejas en la sartén con aceite, se espolvorean de perejil picado y se les echa parte del jugo con el que fueron cocidas y rociándolo todo con un buen zumo de limón.   !Que ricas deben estar! 
Asi escribía tía Amalia. Para que quede en el recuerdo.

ADOBO ACEITUNAS NEGRAS


   . [aceitunas+negras+aliñadas1.jpg]

1 KILO DE ACEITUNAS NEGRAS.
  UN POQUITO DE PIMENTÓN DULCE
  UN POCO DE ACEITE CRUDO
  UN POQUITO DE VINAGRE DE VINO
  UN POQUITO DE AGUA
  UNA POQUITA DE SAL Y UNA CEBOLLA                 CRUDA  BIEN PICADITA

Buscamos un tarro de cristal que se pueda tapar bien y donde podamos meter todos los ingredientes.
Cerramos y agitamos para que se mezcle todo bien. Dejar en lugar fresco o bien en l parte baja de nevera y pasados unos días podemos abrir y degustar estas riquísimas aceitunas.

19 de enero de 2011

Buen viaje chicos


http://transafrica2011.blogspot.com/



Queridos Adela y Julio:

Desde aqui quiero desearos el más feliz de los viajes y espero que vuestra alegría de vivir contagie a todo el continente africano.

Un abrazo y seré vuestra fiel seguidora.

12 de enero de 2011

Y llegó el 2011!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

       Y llegó el 2011 y aquí está con sus cosas, sus secretos, sus alegrías y diciéndote: !Hala, Maja! Sal al mundo y mezclate con sus gentes, que ya ellos te iran diciendo lo que hay. ¿Y que hay? !Ah! Eso tendrás que averiguarlo tú solita.
      Y entonces mirandome al espejo el 1 de enero de 2011, con la legaña puesta todavía del día anterior, pregunte: !Espejito, espejito! ¿Quien es la más guapa, la más feliz, la mas sana, la más estupenda de este mundo? ¿Soy acaso yo?
     Y el espejito de iluminó y me dijo. !Mira chata! Por decir algo. !Aquí tú! Fuera te lo tienes que currar un poco más y me entrego un ejemplar de la Reforma Laboral.  


                                                           ¿Querrá decir algo?

Feliz año 2011 a todos los que piensan que cada año que pasa es el mejor.

5 de enero de 2011

CARTA A LOS REYES MAJOS

Queridos Reyes Majos:

Ya sé que es un poco tarde para escribir esta carta y que probablemente no llegue a tiempo a vuestro destino; pero como no os escribo para pediros nada porque, gracias a Dios, tengo lo necesario, pues no estoy excesivamente preocupada. 

Dicho esto, paso a exponeros el motivo de esta epístola: 

"Vereís, la que os escribe ha sido siempre y digo siempre porque es verdad, una fiel seguidora de vuestros personajes. Me encanta vuestra puesta en escena de todos los años, con esa parafernalia de colores, luces, sonidos, avisos y lanzadera de caramelos por doquier.
Desde niña y de eso hace mucho, que ayer me cayeron 59 años, no he faltado nunca y digo nunca, porque es casi verdad,  a vuestra cabalgata. Tan solo en dos ocasiones y por motivos ajenos a mi voluntad, no tuve la satisfacción de acudir a vuestro encuentro. 
Como os decía, desde niña me ha fascinado esa noche mágica en la que siendo niño y ya no tan niño, piensas que todo aquello que más deseas, sea material o espiritual, va a aparecer en tu zapato a la mañana siguiente.
        Ciertamente muchos de mis deseos han sido cumplidos y con creces por lo que el balance de todos estos años ha sido muy positivo. Este es el motivo de mi carta, daros las gracias porque siempre habéis sabido entregarme con todo vuestro amor y cariño aquello que realmente necesitaba y que con el paso de los años valoro de corazón.
         Tengo los mejores regalos que puede recibir un ser humano, a saber:

         Tres hijos maravillosos que me quieren, que me apoyan, que me critican y regañan cuando es menester hacerlo. 
         Una pareja, que este año se convirtió en mi marido, que me adora, me cuida, me perdona, me ama y está en todo momento a mi lado.  


         Una familia, que me escucha, me quiere, me acompaña cuando es necesario y se ríe conmigo, que no de mí.
         Unos amigos alegres, divertidos, pacientes, colaboradores en mis locuras y que me aconsejan cuando yo se lo pido. 
         Un gato "El Pitu" que me llena de arañazos cariñosos, porque no sabe jugar de otra manera, pero que me quiere, me acaricia y se mete en mi cama cuando no está Paco para hacerme compañía.

         Y además de todo lo expuesto, tengo salud, tengo medios para vivir, tengo una casa para refugiarme, un lugar cerca del mar donde renuevo mis energías todos los años, dos personas a las que quiero y que me quieren, que son las parejas de dos de mis hijos y les doy gracias todos los días por hacerles felices.

        Pero es que todavía hay más, tengo agua, tengo un sofá donde me siento o me tumbo para leer, ver la tele o dormir la siesta cuando quiero. Una terraza llena de flores, una locura interior que me hace vivir con intensidad cada momento de mi vida. como si fuera el último, un amor tremendo por la naturaleza, por el teatro, por la creatividad, por el sueño, por la utopía y por los pequeños detalles que inundan mi día a día.

                                       
                                   Gracias eternas y de corazón.

        Dicho esto si quisiera pediros algo para este año que empieza y para los venideros, porque sé que está en vuestra mano conseguirlo y con vuestra ayuda y nuestro esfuerzo creo que podemos llegar a buen puerto. 

        !Ahí va mi petición! 

        Por favor, trabajo para el que no lo tenga, salud para el que la haya perdido, limpieza para el aire, luz para el que no vea el final del túnel, cariño y entrega para el que no sepa como darlo, amigos para los que no sepan que es eso, encuentros alegres, vida, risas, acuerdos sociales que favorezcan a todos.

        Bueno, vereís, a pesar de haberos dicho que no necesitaba nada para mí,  creo que y sin pecar de egoísta, me voy atrever  a pedir a Baltasar, que como el sabe siempre le he pedido mis deseos más profundos dos "regalitos" que harían que me convirtiera en la mujer más feliz del mundo:
        "Trabajo para quién tú y yo sabemos y tiempo para ver crecer a mis futuros nietos."  (Entre tú y yo, Baltasar: Sé que tú lo puedes conseguir)

        Un abrazo muy fuerte para los tres y vuestro equipo y esta noche seguiré poniendo mi zapato y el de los míos porque sé que algo bueno voy a recibir de vosotros, aunque solo sea vuestra bendición, que ya es suficiente.

        Paula Carrera 


Pd: !No os preocupeís porque también pondré, el agua y el pan para los camellos y tres copitas de ese licor que tanto os gusta!

!Ah! _Se me olvidaba, esta tarde os veré pasar por la calle de Recoletos. Os lo digo por sí queréis acercaros a saludarme y tomaros algo para el camino.








!No eztoy bodacho zolo un pozkito adegre!  jejejeje
Melchor, Gaspar y Baltasar, pedonar pedo nos hemos tomadzo las kopitas. Lo zentimos