8 de febrero de 2011

Nacer, vivir, morir.

      Así titularía yo a este álbum de Iron Butterfly.
Si lo escucháis y espero que así sea, porque es una obra maestra, espero que sintáis lo mismo que yo siento cuando lo escucho. Vida, vida y vida, es la palabra que, para mí, define este LP. Gritos, gemidos, risas, sorpresas, sexo, alegría y más vida.

      La parte más emocionante llega a partir del min. 4´50, cuando esa batería inunda el espacio y lanza sus acordes con la fuerza de un huracán, luego se deja acompañar poco a poco por los acordes de los otros instrumentos que acompañan a esta banda emblemática y pionera de lo que luego se denominó Heavy Metal.
Cuando escucho esta música, pienso: ¿Que hubiera hecho Beethoven en está banda?
Espero que os guste y que disfrutéis a tope con ella.
Los viejos rokeros nunca morimos!!!!!!!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario