15 de abril de 2011

EL CASTING

14 de abril 2011
El Casting.

Casting para hacer un corto de la Escuela Antonio Nebrija es a lo que me dirigía esta mañana. Desde donde vivo hasta la Escuela había aproximadamente unas 20 estaciones de metro. Todo un reto para una mujer como yo con 59 años, vestida de ejecutiva y con unos tacones de “Chúpame la punta” que dice un amigo mío.
                Después de pasearme, soterradamente, por medio Madrid, llego a la estación de Franco Rodríguez, salgo y busco en el plano donde está la citada escuela. Para mi horror me doy cuenta que tengo todavía un trecho largo y tortuoso hasta llegar a mi destino. La calle por la que debo transitar está llena de adoquines, parece ser que no se han enterado que vivimos en el Siglo XXI. Así que como puedo, eso sí despacio y sorteando  obstáculos, llego a la escuela. Un bedel, poco amable, me dice que debo bordear el edificio y que detrás están los del Casting. Otra vez a sortear obstáculos y llego a la sala donde me recibe un chaval joven y guapo que me da las gracias por venir y me dice que espere que enseguida entro.
Mientras estoy fuera esperando, pienso: “¿Qué hace una mujer como tú en un sitio como este?
Me llaman, paso y me encuentro a toda una guardería infantil rodeada de cámaras, ordenadores, focos y micrófonos. Me miran, sonríen y me dicen: ¡Cuando quiera!
Y yo me crezco, digo el texto como se espera e inclusive meto alguna morcilla inesperada que veo hace gracia al director. Termino, me felicitan y me piden si puedo improvisar haciéndome pasar por una mujer borracha y yo sonrío y me pongo a ello.
¡Perfecto! Me dice el director. ¡Contamos contigo!
Y yo se lo agradezco y vuelvo a pensar: ¿Qué coño hago aquí?
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario