26 de noviembre de 2010

A LAS DIEZ EN CASA

Ayer por la tarde teníamos intención de ir a ver La Ratonera en el Teatro Victoria, porque actuaba una amiga de mi hija Virginia, Flavia Scarpa, pero por circunstancias que no vienen a cuento, Flavia no pudo actuar esa tarde así que decidimos esperar para poder verla otro día.
Total que como ya estábamos en el centro dimos una vuelta para ver que se cocía por ahí y entramos en una librería, ya conocida por mí, LA BUENA VIDA, en la calle Vergara, 10., donde a parte de sentarte a leer un rato y poderte tomar un té con pastas, o un buen vino, se organizan distintos eventos y ayer había la presentación de un libro. "A LAS DIEZ EN CASA" de Javier Postigo. Tengo que decir que tanto la presentación que efectuaron entre miembros de su familia y amigos, me resulto tan entrañable y llena de coincidencias en lo que iban contando, que no tuve más remedio que comprar el libro. Al acabar el evento me acerque al escritor para que me lo firmara y le confesé que yo también estoy en ese proceso de volver al lugar de donde procedo y recuperar la memoria de ese tiempo, no perdido, si no un tanto borroso y en algo imaginado.
Os aconsejo su lectura por la sencillez en sus exposiciones y su busca de si mismo.
No tiene muchas páginas, pero desde los agradecimientos del autor, hasta llegar a el epílogo en la página 157, merece la pena ese recorrido.
Javier Postigo habla de su calle Miguel Imaz 1, como la vuelta al vientre materno y yo estoy engendrando mi húmilde novela, medio biográfica, medio fantasía partiendo de la Calle Corcega 617 de Barcelona.
Gracias Javier Postigo por este libro, para mí ha sido un descubrimiento que alguien ha debido poner en mi camino. Gracias y mucha suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario