19 de diciembre de 2010

SER ó ESTAR

¿Ser o no ser?


Eso mismo se preguntaba el amigo "Chakespeare" en aquellos tiempos.
Y eso mismo es lo que nos seguimos preguntando hoy en día.

¿Ser o no ser?


La pregunta encierra una reflexión.

¿Que hago, conjugo el verbo y le añado la respuesta?


Yo soy guapo
Tu eres raro
El es sincero
Nosotros somos amigos
Vosotros sois animales
Ellos son compañeros.

¿Y después de esto qué? ¿Quiza debería escoger el verbo estar y unirlo al ser? Vamos a conjugarlo primero, uniendo como antes la respuesta. 

 Yo estoy aquí
Tu estás enfermo
El está de viaje
Nosotros estamos juntos
Vosotros estáis trabajando
Ellos están luchando.


!Vaya lío! Tampoco es que haya llegado a una feliz conclusión, pero lo que si es cierto es que podemos jugar. Veamos:


Yo soy guapo y estoy aquí.
Tu eres raro y estás enfermo.
El es sincero y está de viaje
Nosotros somos amigos y estamos juntos.
Vosotros sois animales y estaís trabajando.
Ellos son compañeros y están luchando.

¿Que os parece? Ya va teniendo un poco más de sentido. ¿No?

Mis preguntas después de esta sencilla exposición son las siguientes:

¿Soy como realmente digo que soy?
¿Estoy comportándome como digo que soy?
¿Tú eres como dices que eres? 
¿Te estás comprometiendo con lo que dices?
¿El es así siempre? ¿Se arriesga por alguien?

¿Nosotros, todos, somos conscientes del sufrimiento ajeno?
¿Os estáis esforzando por cambiar el mundo?

¿Vosotros sois sinceros con vosotros mismos y con los demás?
¿Os estáis acercando al que sufre?

¿Ellos son los que dirigen el mundo?

¿Se están dando cuenta del dolor, el hambre, la necesidad, la pena y el grito que lanza  la naturaleza?

Bueno, ahí va mi reflexión: 
1.- Prometemos cosas que luego no cumplimos.

2.- Hacemos daño, en ocasiones y somos conscientes de ello.
3.- Vemos la preocupación reflejada en el rostro del otro y solo escuchamos, que ya es algo, pero no arriesgamos.
4.-  Pensamos que nuestro circulo son nuestros hijos, nuestra pareja, nuestra familia, nuestros amigos, nuestros compañeros de trabajo y no nos damos cuenta, que los nuestros, están dentro del vosotros, del ellos, del tú, de él y del yo.

¿Que tal si volvemos a conjugar ambos verbos?


Yo soy parte de ti, de él, de nosotros, de vosotros y de ellos.
Estoy contigo, con él, con nosotros, con vosotros y con ellos.

Firme compromiso con el mundo y con todo el universo. ¿No os  parece?


¿Podríamos, quizá, añadirlo a nuestros propósitos del 2011, 2012, 2013, 2014, etc. etc..........???????


FELIZ NAVIDAD 2010/2011       !SALUD!


No hay comentarios:

Publicar un comentario